Cómo cuidar tus oídos - Consejos de salud auditiva

Cuidar tus oídos es clave para mantener una buena salud auditiva a lo largo de nuestra vida. Los oídos son un órgano delicado que debemos cuidar. No sólo nos permiten comunicarnos al escuchar lo que nos ofrece el mundo exterior, sino porque también mantienen nuestro equilibrio. Te explicamos cómo cuidar tus oídos con algunos consejos.

En Adrián Salgado Ópticos y Audiólogos sabemos la importancia que tiene un buen cuidado, por ello, te dejamos una serie de consejos para evitar molestias y prevenir posibles pérdidas de audición, ante situaciones y preguntas que nos surgen en nuestro día a día. Desde la importancia de cuidar los oídos de nuestros hijos, hasta hábitos y costumbres que pueden estar causando daños a nuestra audición.

Cómo cuidar tus oídos - Consejos de salud auditiva

¿Cómo cuidar los oídos de mi hijo correctamente?

Debes tener en cuenta ciertas medidas y precauciones. Así conseguirás tener a tu pequeño a salvo de molestias, dolores y posibles problemas de audición. Ahora en verano, para combatir el calor, sumergirse en el agua es la opción perfecta. La humedad retenida o los cambios violentos de presión son una fuente importante para la creación de microorganismos y bacterias. Estas pueden dañar los oídos e incluso pueden causar hongos e infecciones.

“La otitis piscinera” es una de las infecciones más frecuentes en los niños. Una piscina es un lago pequeño donde se baña mucha gente, es decir, muchos gérmenes de esa gente se van quedando en el agua. El problema surge cuando algunas personas son más propensas a que esos gérmenes aumenten en su oído externo, entonces ocurre la otitis externa. Es bastante dolorosa, aunque no suele causar fiebre.

Una vez que está la otitis, no se debe usar tapones de baño, ya que puede dañar la piel afectada ya por el microbio. Nuestros audiólogos recomiendan para evitar estas infecciones:

  • Lo primero es no usar bastoncillos en el interior del conducto auditivo. Los bastoncillos eliminan la capa de cera que protege el oído evitando que los gérmenes se fijen. Si tiene un tapón de cera sí es conveniente retirarlo.
  • Utilizar siempre tapones de agua para prevenir, y sobre todo si el niño suele tener otitis externas con frecuencia. Estos tapones protectores son fabricados a medida por lo que permiten sellar perfectamente el oído. Son adecuados tanto para niños como para adultos. Están fabricados con material hipoalergénicos, además son ligeros y flexibles.
  • Si se puede escoger, siempre mejor playa que piscina. El agua marina es muy raro que provoque infecciones.
  • Evitar que se bañen aguas poco saludables. Estas aguas favorecen la aparición de gérmenes.
  • “Zambullirse” en el agua despacio, sobre todo si hay bastante profundidad. La entrada brusca de agua en los oídos puede ser la consecuencia de futuras infecciones.
  • Cuando los niños salgan del agua, hay que secar bien los oídos con la punta de una toalla o paño, o bien girar la cabeza para un lado para eliminar cualquier resto líquido del oído. Así evitaremos que que la humedad ocasione hongos o infecciones.
  • Otros consejos que os damos es evitar que el niño se exponga a ruidos fuertes y a corta distancia, como por ejemplo los petardos de las fiestas populares. Si viajáis en coche largas horas o cogéis un avión, dale un chicle para masticar durante el camino o por lo menos durante el aterrizaje y despegue. Así hará que se anule el efecto de cambio de presión.

cuidado de oidos en niños

¿Es malo el uso de auriculares para mis oídos?

Me gusta escuchar música con cascos pero, ¿puedo tener consecuencias en mi audición? Nuestro oído interno contiene las llamadas “células pilosas” que se deterioran con la entrada de ruidos fuertes o excesivos. Esto puede ser una causa de pérdida de audición. Lamentablemente estas células no se regeneran.

Puede parecer que los cascos o auriculares sean inofensivos a simple vista, sin embargo, ten en cuenta que los excesos siempre son perjudiciales. Puedes seguir estos consejos para seguir escuchando música, pero disminuyendo los riesgos de usar auriculares:

  • “Ni 60 ni 60” esto significa ni 60 minutos seguidos escuchando música con auriculares, ni más de 60% del volumen máximo del reproductor que utilizas. De acuerdo a la OMS, 1100 millones de jóvenes de todo el mundo podrían sufrir pérdida de audición por la exposición a ruidos muy fuertes.
  • Dar un descanso al oído. Los otorrinos recomiendan hacer pausas de diez minutos por cada hora de música si se emplean auriculares.
  • Compra auriculares de buena calidad con los decibelios adecuados para el oído humano.
  • Elige auriculares supraaurales, que cubren la mayor parte del pabellón auditivo y no hay que introducirlos en el conducto auditivo. Sin embargo, los intraurales, que hay que introducirlos en el canal auditivo, son más perjudiciales ya que acercan el sonido a la membrana del tímpano.

Cómo cuidar tus oídos en el trabajo

Cómo cuidar tus oídos - Consejos de salud auditiva

A menudo en existen trabajos en los que el ruido es excesivo, pero hay protectores que no son cómodos y se caen. ¿Existen alternativas? Todos los tapones para los oídos reducen el ruido en mayor o menor medida. No obstante esta puede ser la única similitud entre ellos, ya que se pueden encontrar distintos tamaños, diseños y colores.

La solución más rápida son los tapones desechables. Son tapones de espuma, sencillos y pueden reutilizarse un número limitado de veces. Son algo difíciles de colocar y además la espuma ofrece menos protección que cualquier otro material contra los ruidos. Si trabajas con ruido, deberías pensar en adquirir unos tapones antirruído fabricados a medida. Estos tapones se ajustan perfectamente a cada oído y pueden llevar además filtros incorporados. La elección dependerá del tipo de industria y del nivel sonoro al que estés expuesto. Son muy cómodos y tienen una larga duración.

¿Cuando sea mayor tendré pérdida auditiva?

Vivimos en una sociedad en la que el ruido forma parte de nuestro día a día, pero nuestros oídos son órganos delicados que debemos cuidar. La exposición continua al ruido está directamente relacionada con el riesgo de sufrir daños auditivos. La OMS recomienda una exposición diaria a ruido inferior a 85dB. Sin embargo, en muchas circunstancias, estamos expuestos a niveles de ruido que exceden lo recomendado. Por ejemplo, diariamente estamos expuestos a ruidos muy elevados; el ruido de tráfico, en el cine, en estadios, en bares, en el trabajo…

Aquí te dejamos algunas de las indicaciones más importantes para prevenir una posible pérdida de audición:

  • Factores ambientales. Como decíamos anteriormente, los ruidos ambientales son un componente importante a la hora de cuidar los oídos. Por lo tanto, evitar sonidos especialmente discordantes puede proteger nuestra audición.
  • Cuidado con tus auriculares. Para evitar pérdidas auditivas es recomendable la utilización de auriculares supraaurales, a un volumen adecuado, y no más de una hora continua con ellos puestos.
  • Atención con el volumen de la radio, televisión o equipos de música. Si está demasiado alto puede afectar de forma perjudicial a nuestra audición. Los síntomas no son inmediatos, pero sí que lo notarás en un plazo de 15-20 años.
  • No a los bastoncillos de algodón”, con su uso es probable que se creen tapones de cera, al empujar la cera al final del conducto. El oído es un órgano que se limpia solo y el cerumen es el que lo protege de infecciones.
  • Mantener siempre los oídos secos. Al acabar de ducharte, es importante que seques bien tus oídos, que quede sin humedad, lo previene de posibles infecciones por hongos. Es recomendable que si vas a la piscina o practicas algún deporte acuático con frecuencia, uses tapones de baño a medida. Así evitarás tener problemas de oído.
  • Chequeos auditivos anuales. Una revisión completa a tiempo puede evitar problemas más graves en el futuro de pérdida auditiva. Por eso, ponemos a tu disposición un chequeo auditivo para detectar si realmente empiezas a tener pérdida de audición.
  • Infecciones. Las infecciones en el oído como gripes o catarros son la segunda causa de pérdida de audición, por eso es muy importante cuidarlas bien en su momento.